FANDOM


Helms Es un demonio que le gusta manifestarse en los sueños de aquellas personas religiosas. Se alimenta de los miedos y de las almas de los niños y adolescentes. Tiene forma de un humanoide con la altura de 57 metros. Tiene ojos brillosos y de color negro con pupilas amarillas. Su cuerpo está formado con una armadura hecha de rostros sangrando.

Poderes:

Puede transformarse como humano, y otros objetos. También escupe bolas de metal líquido que se pueden transformar en esqueletos robóticos. Y también puede controlar la mente de los demás para poder distraer a la víctima.

Debilidad:

Su debilidad puede ser simple pero complicado. Su debilidad es la electricidad, y se tiene que impactar en la boca. Para poder armar esa arma que lo puede matar, se necesita: Cobre, frotación de 2 cuerpos que sean buenos conductores de la electricidad, y para poder alcanzar la altura de la boca se necesita obtener poderes que vas obteniendo en sus obstáculos.

Obstáculos:

Sus obstáculos más comunes, son: Una ciudad destruida con neblina de color rojo (que no te deja ver de lejos) y con par de monstruos. Un bosque de noche que tiene una neblina azul y puede llegar a matarte. Y una mansión hecha pedazos, donde una mesa tienes una ouija, con una vela roja y negra, y donde ahí se presentara el demonio para poder destruirte.   

  La verdadera historia de Helms:   

Helms, antes era el segundo ángel de los sueños, donde su misión principal era defender los sueños de las personas.

Antes, Helms tenía una piel de color azul brillante (que parecía una luz). Su cabeza tenia el pelo largo de color blanco, unos ojos totalmente verdes, y el su cuerpo tenía varias brazos largos, y era musculoso, y como arma principal era un arco y con varias flechas.

Su maldad comenzó cuando Jesús tomo control a su religión (Cristianismo), por lo que Jesús se volvió un dictador y empezó a exportar al infierno, aquellos ángeles que hablaran mal de él. Helms no estuvo de acuerdo con Jesús, por lo que Helms fue sentenciado eternamente vivir en el infierno.

Cuando llego al infierno, llego con ganas de aterrorizar a la gente de la religión cristiana, por lo que le pido a satanás que lo volviera en el demonio de los sueños a cambio de que lo controlara. Satanás acepto el trato, y se volvió en lo que se conoce hoy actualmente. Helms (el demonio de los sueños).